top of page
  • Natalie Taylor

EL ARTE DE ESCRIBIR: Por qué San Miguel es un paraíso para los escritores

La buena escritura puede tener su origen en un pequeño pueblo rural o en una gran metrópolis porque la escritura no depende de la población. Es un oficio solitario, independientemente de dónde viva el escritor. Pero, ¿puede un escritor prosperar y publicar sus obras si reside en algún lugar lejano, donde puede que no haya editores e incluso otros escritores?


Ese dilema era más imperativo hace cincuenta o más años, pero la ubicación de cada uno es mucho menos importante en la era de Internet. Ya sea que esté sentado en su escritorio en un pequeño pueblo de Centroamérica o en un departamento en el medio de Manhattan, su alcance internacional puede ser el mismo. Agentes, editores y autoedición están disponibles al alcance de su mano. Sin embargo, lo que es diferente es tener una red de escritores que lo apoyen.


San Miguel de Allende es única como comunidad de escritores. Superficialmente podría parecer más como un pueblo remoto, porque la población de San Miguel es más cerca de un pueblo que a una ciudad. Sin embargo, su oferta cultural e intelectual se acerca más a la que ofrece una metrópolis. Y para un escritor, la ciudad ofrece mucho más: una próspera comunidad de escritores internacionales.


La Conferencia Internacional de Escritores, que se celebra aquí cada febrero, ha atraído a escritores célebres de todo el mundo durante muchos años para enseñar y compartir sus obras. La conexión internacional con la literatura tiene una conexión interesante con los poetas Beat de la década de 1960, que aparecieron en San Miguel, frecuentaron bares locales y reunieron material para sus poemas e historias.

Los “beats”, como se les llamaba, fueron parte de un movimiento bohemio que comenzó en la década de 1950 en California y Nueva York, y el término se asoció originalmente con la palabra “cansado”. Los Beats dieron forma a la sociedad estadounidense de los años 50, 60 y más allá con su rechazo de las normas sociales, su prolífico uso de drogas y alcohol. Los escritores de la generación beat tuvieron una gran influencia en la literatura, tanto en novela como en poesía. Uno de los pioneros literarios fue Jack Kerouac, novelista y poeta estadounidense cuyo libro On the Road (En Camino) se ha convertido en un emblema de la filosofía y el estilo de vida Beat.


A la izquierda en la foto esta Cassidy, con su amigo escritor Jack Kerouac.


El personaje principal del libro, Dean Moriarty, se basó en un colega escritor, Neal Cassidy. Y aquí es donde entra en juego la conexión con San Miguel de Allende. En 1968, Cassidy estaba en San Miguel para asistir a una boda. Dicen que estaba bebiendo mucho y que pudo haber consumido drogas esa noche y luego fue a caminar por las vías del tren. Era una noche fría y lluviosa de febrero y no llevaba nada más que una playera y unos jeans. Por la mañana lo encontraron en coma junto a las vías y murió poco después. De esta manera, San Miguel ha quedado ligado para siempre a la generación beat de escritores. Y las vías del tren son un sombrío recordatorio de la muerte de uno de ellos.

Otros escritores siguieron sus pasos y, aunque muchos continuaron frecuentando los bares de la ciudad, tal vez fueron más prudentes en su consumo de alcohol. A través de los años, San Miguel ha seguido ganando popularidad como centro de escritura y arte progresista y de vanguardia. El Congreso Internacional de Escritores y la Sala Literaria son dos de los espacios literarios más destacados de la ciudad. El primero reúne a escritores, editores y agentes de todo el mundo para una conferencia de 10 días. Este último tiene su sede en la ciudad y es un colectivo permanente de escritores y autores que patrocinan lecturas, conferencias, charlas y ofrecen otras formas de apoyar a escritores establecidos y futuros.


En un intento por comprender mejor cómo la ciudad fomenta a un escritor, hablé con la autora y residente de San Miguel Ann Marie Jackson. Recientemente lanzó su nuevo libro, The Broken Hummingbird (El Colibrí Quebrado), con gran éxito. Su novela lírica y convincente está ambientada en San Miguel de Allende y cuenta la historia del viaje de una mujer hacia una nueva vida. Cuando se trata de lo que hace que San Miguel sea tan único para ella, Ann Marie dijo que lo más importante, como escritora, es el apoyo de una comunidad de otros escritores. Ella lo llama "tu tribu creativa", un grupo confiable de colegas que te ayudan con tus ideas y te alientan a escribir. Ella ha encontrado un grupo y forma parte de él, y leen y critican los trabajos de los demás con regularidad. Ann Marie dice que sus aportaciones han sido invaluables en la elaboración de su novela.


En la foto se muestra a Ann Marie a la izquierda, con su libro en exhibición. A la derecha se encuentra Hadley O’Regan, propietaria de Proserpina House, el hotel boutique donde se realizó la presentación del libro.


Además de los valiosos conocimientos y la camaradería que ofrece un grupo de escritores, el estímulo de autores de renombre que llegan con la Conferencia Internacional de Escritores y la Sala Literaria, la ciudad también cuenta con una nueva librería. Aurora Books de Kim Malcom está ubicada en Calzada de la Aurora 48A y es un espacio encantador donde promueve las obras de autores locales.


También, los bazares y ferias navideñas suelen presentar libros escritos por escritores locales. ​ Uno de ellos, el Holiday Bazaar anual en Geeks and Coffee, estará abierto todo el día el 9 de diciembre. Con artesanías y otros productos, también incluye una mesa con libros de autores locales, incluida Ann Marie. ¡Ven a conocer a Ann Marie y a otros autores locales para divertirte, animarte e inspirarte! Puedes salir con uno o dos libros para ti o para regalar.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


End of post
bottom of page